Tendinitis

¿Cómo prevenirlas y cómo recuperarlas?

A cuantos de los que están leyendo este post no les suena o han padecido en alguna ocasión una tendinitis

Cuantos de aquí acuden a su médico y sin un diagnóstico evidente, van a la farmacia a comprar antiinflamatorios, sin ninguna mejora con el paso de los días de su tendinitis

Una tendinitis tratada sin un diagnóstico previo bien razonado puede conducir a una cronicidad del dolor y a lesiones secundarias más graves

Las tendinitis representan entre el 20% y el 30% de todas las lesiones deportivas y también tiene una gran incidencia negativa en profesiones muy relacionadas con el trabajo agotador del sistema músculo esquelético…

Desde CREDUS queremos dar claridad desde la evidencia en este asunto…

Qué es una tendinitis

La tendinitis es la lesión de un tendón (la unión del músculo con el hueso), que se caracteriza por la inflamación, irritación o hinchazón del mismo. 

Causas de una tendinitis

Las causas de la tendinitis pueden ser diversas:

  • Una lesión movimientos mal repetidos en la práctica deportiva.
  • Una sobrecarga.
  • La edad, con pérdida de elasticidad.
  • Enfermedades como la diabetes o la artritis reumatoide.
  • Degeneración del tendón.

Síntomas

El síntoma fundamental de la tendinitis es el dolor en todo el tendón o en la proximidad de la articulación en la que se inserta y que se hace más aguda al realizar determinados movimientos o esfuerzos. En ocasiones la piel que lo cubre puede enrojecerse e irradiar calor.

Prevención 

  • Evitar el sedentarismo (practicar deporte de manera aislada sin una preparación previa puede llevar a esta lesión).
  • Mejora tu técnica en el deporte que prácticas (un movimiento mal repetido muchas veces provoca esta lesión).
  • Calienta la musculatura que vas a trabajar en tu sesión deportiva.
  • Acude a tu fisioterapeuta para prevenir posibles sobrecargas.
  • Mete sesiones de fuerza en tus ciclos de entrenamiento.
  • Busca una buena ergonomía en tu lugar de trabajo.

¿Cómo recuperarlas?

Desde hace tiempo, las investigaciones científicas han demostrado que el reposo no recupera una tendinitis, sino todo lo contrario. Un buen trabajo combinado del fisioterapeuta y el preparador físico te ayudarán a volver a la normalidad cuanto antes.

  • Tratamiento manual del tendón afectado (cyriax, movilidad, estiramiento…)
  • Tratamiento invasivos (mediante la valoración ecográfica podremos utilizar la técnica EPI para reparar ese tejido).
  • Entrenamiento correctivo del movimiento mal repetido por la musculatura.
  • Trabajo excéntrico del músculo origen del tendón afectado.

En CREDUS somos expertos en la rehabilitación y recuperación de lesiones. Por eso, nos gustaría  ayudarte a llegar a la meta. Visítanos en la calle Japón nº6 o llámanos al 954404607 /638706193.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *