Credus Centro deportivo y Clínica

Actualidad

Rebaño

El rebaño de CREDUS

Hoy queremos haceros partícipe del agradable momento con el que Jose Antonio Gómez Cazorla nos deleitó hace unos días, recitándonos esta preciosa poesía sobre el sentimiento CREDUS.

El que no ha estado dentro de nuestra familia, no puede saber de qué se habla, pero Jose Antonio con buen don de la palabra que sabe usar a excelente magnitud puede llevarte a ver el corazón de CREDUS, disfrútenla. Gracias una vez más Jose Antonio 😉

Cual  rebaño deportista
de ovejitas motivadas
por las ganas concentradas
de partir a la conquista
de salud y bienestar,
este grupo variopinto
tiene ya ganas de tinto
y está harto de jamar.

En cabeza está el Pastor,
el Merchán que en su zurrón
guarda kilos de pasión,
empeñado en su labor
de hacer que todos sudemos
cuando dice que a nadar,
cuando dice que a rodar
y vigila qué comemos.
Es un mozo cual cabrero
que se apoya en sus amantes
y queridos ayudantes,
perros pastores certeros.

A saber, que ya enumero:

Guapa Collie es Doña Nieves,
buena moza y bien maciza
que lo mismo te organiza
una carrera o promueve
el Rallie del Tamarguillo,
las Mil Millas de Triana,
otro Tour en Dos Hermanas
o el Iron del Alamillo.

David es Boxer prieto
que fielmente corretea
con cariño y pastorea;
Enfermero y culo inquieto,
estudioso y marchador
que lo mismo pone dieta,
se va a China en avioneta
o es feliz entrenador.

Cocker de amable sonrisa
es la Conchi que gestiona,
es un cielo de persona;
Del rebaño es Mona Lisa
que entretiene a las ovejas,
que ni en agua se me calla,
que se enfunda en prieta malla
y que gana hasta carreras…
con el rotundo Mastín
que la cuida y que la anima:
el Francisco que la mima
y da cariño sin fin.

Más perritos hay dispersos,
que si faltan no enumero
pues comer es lo primero
y si no vienen, no hay verso.
Aunque es bueno recordar
a Manu, que nos esquila,
a Bea, que nos vigila,
a Sandra, que nos perfila,
a Patri con su estirar…
…son zagales y vaqueros,
son pastores y ovejeros
que guardan en su memoria
a los protas de esta historia
que ahora intento enumerar.

Somos rebaño que suda,
ovejitas nadadoras
y cabritas corredoras,
ganado ovino que muda
camisetas, zapatillas,
calcetines y calzones,
gorros y pantalones,
chubasqueros y hasta mallas.

Y vamos  allá que os cuento,
no penséis ahora que os miento:

Jose Ángel y Asunción,
corredores familiares
que hacen juegos malabares
para el miércoles función.

Mister Sergio Moraleda,
papá recién estrenado
que a pesar de que ha sudado
vuelve a estar como una seda.

Campeón Pedro Lumbreras,
carnero de esta manada
que al cuello lleva colgadas
medallas como chorreras
y Ana, su gran hermana,
que si miras para atrás
seguro que la verás
corriendo  muy cercana.

Pepe Illanes, veterano
que entrada la cincuentena
se echó gasolina en vena
y no hay quien le meta mano.

Con mayúsculas refiero
un triatleta de alta nota:
el gran Antonio de Rota,
Lanzarote a cuerpo entero.

Tipo duro el Juan Rollán,
que entrena con ilusión
que es capaz con gran tesón
de acabar el Iron Man.

Alejandro, ¡Quieto un poco!
Que el año va a terminar
y es momento de parar…
Para no volverte loco.

Y ese Dani, ¡Qué estilazo!
Deportista con solera,
triatleta de otra era
que se estira con puntazo.

Y apartados de este prado
donde pastan campeones,
siguen con sus ilusiones
los que corren de mi lado,
los que vienen de mi mano,
los que ganan en tesón,
los que ponen corazón
al seguir en Club Triplano.

Víctor sigue y persevera,
acude presto a sus sesiones,
supera firme  lesiones,
ni por esas desespera
cuando mira a Ángel Pineda,
que recién aterrizado
deja la gorra a un lado,
se sube al rodillo y rueda.

Carlos de carne inquieta
que lo mismo ves volar
cuando marcha a surfear
o lo ves pedalear
sobre dura bicicleta.

El gran Puech mi Presidente,
tras un año de estudiar,
un parón para rodar
su cabeza inteligente,
vuelve al tajo del querer
sentir de nuevo el deporte,
que las piernas le soporten
y unos kilitos perder.

A mi vera Juan Tribuna,
guitarrista contumaz,
deportista pertinaz,
triplanero muy capaz
de hacerse oir en la luna,
y la Marta su gran musa,
artista con mucha historia
de belleza bien notoria
que lo mira y engatusa,
junto a esta guapa Pilar,
Hornachega que enamora,
hermosa y grande pintora
que me acaba de embargar.

Rodeando este rebaño
y cuidando a los corderos
desde el último al primero,
que duremos muchos años,
terapeutas nos vigilan,
médicos nos guardan
y en la FATRI ya se encargan
de licencias que perfilan
nuestro afán de disfrutar.

Por eso a todos felicito,
por ser todos una joya,
por ser todos favoritos,
porque sois todos la… Navidad en persona.

12072576_10153057643870919_9021324238228880815_n