Credus Centro deportivo y Clínica

Actualidad

Importancia de fijar objetivos deportivos

Ahora que va a empezar nuestro año deportivos es importante fijar cuales son nuestras a alcanzar durante la temporada. Establecer objetivos es una estrategia que ayuda a controlar aspectos psicológicos importantes que afectan al rendimiento de un deportista como el control atencional, la autoconfianza o la motivación. Fijar unos objetivos realistas pero ambiciosos es una de las claves metodológicas básicas en la psicología deportiva.

Para ello, y teniendo en cuenta la temporada, los entrenamientos o los partidos, el entrenador debe decidir cuáles son los objetivos que los deportistas tendrán que alcanzar, individualmente y colectivamente. Si los objetivos son realistas, específicos, medibles, alcanzables y se consiguen con un tiempo determinado, van a aportar muchos beneficios para los deportistas y para el equipo.

Marcando objetivos claros

Los objetivos señalan el rumbo a seguir en el trabajo del entrenador y de los deportistas. Cuando no se marcan objetivos claros o la meta es demasiado alta, tanto la motivación como la autoconfianza se ven afectadas. Por tanto, un buen planteamiento de objetivos, ayuda a potenciar muchos aspectos psicológicos y marca la dirección hacia donde deben dirigirse los esfuerzos.

Además, establecer objetivos también permite evaluar el progreso deportivo y permite hacer cambios cuando no se cumplen las expectativas marcadas.

Características de los objetivos eficaces

Para que los objetivos sean eficaces es necesario que cumplan ciertos requisitos, pues podrían resultar perjudiciales si no se adaptan a ciertos criterios.

Por ejemplo, si el entrenador establece objetivos demasiado ambiciosos e inalcanzables va a provocar que la autoconfianza de los deportistas se vea afectada de manera negativa. Para evitar esto, a continuación se muestran una serie de características que presentan los objetivos eficaces:

  • Se deben definir objetivos finales e intermedios y marcar el plazo para conseguirlos
  • Los objetivos deben ser específicos y estar muy bien definidos
  • Los objetivos deben ser atractivos, pero también realistas
  • Los objetivos deben ser desafiantes, pero a la vez exigirles un coste proporcionado
  • En los deportes de equipo se deben establecer objetivos colectivos e individuales